sábado, 10 de noviembre de 2012

VIRGEN DE LA ALCANTARILLA

MEDALLA DE LA VIRGEN ANTES DE LA GUERRA


JUICIO ENTRE BELALCÁZAR E HINOJOSA DEL DUQUE POR EL PATRONAZGO DE LA VIRGEN DE LA ALCANTARILLA






Para conocer la historia de nuestra Patrona es de obligada lectura el libro de D. Manuel Rubio Capilla “Virgen de La Alcantarilla, su historia”.

A continuación, he aquí una síntesis de los datos más relevantes del mismo. Recomiendo al lector interesado en profundizar más, que acuda al citado libro.
¿POR QUÉ SE LLAMA VIRGEN DE LA ALANTARILLA?
En lo referente a la etimología de “Alcantarilla”, sólo podemos basarnos en hipótesis, todas ellas ampliamente desarrolladas en el libro de D. Manuel, y de las que ha de extraerse, como conclusión, que el término “Alcantarilla” es de procedencia bereber. De suerte que, “Alcantar” se traduciría por “el puente”, mientras que “illa” es un diminutivo. De  manera que “Alcantarilla” vendría a significar “el puentecillo”.
Este nombre le fue impuesto por los habitantes de la Gafiq medieval, debido a que en las inmediaciones se localiza el puente que cruza el río Zújar, de vital importancia en aquella época, debido a que allí mismo entroncaban  las calzadas romanas números 11 y 29 del Itinerario de Antonino.
BREVE HISTORIA DE LA PATRONA
La primitiva imagen fue hallada entorno a los siglos XIII – XIV, en un villar de piedras. Tomando su nombre del lugar en el que fue hallada.
Su hallador fue Bartolomé Sánchez Aguililla, vecino de Hinojosa del Duque.
Se trataba de una imagen bizantina, que contaba con una especie de alacena o hueco en el pecho en el que cobijaba un pergamino detallando el hallazgo. Esta imagen se quemó en el año 1936, desapareciendo, para siempre  con ella, el pergamino.

Por lo demás, debía estar muy deteriorada, por lo menos en la estructura, ya que a finales del siglo XVI, se decidió  hacer una nueva talla, que fue denominada “La Moderna”. Esta nueva imagen fue la procesionada, a partir de ese momento, en todos los actos religiosos que se oficiaban.
El Niño de esta nueva talla bien pudiera  ser el original de la talla bizantina, a la que se le habría quitado para adosárselo a la Moderna y, ahorrarse así, otra imagen.





















Foto:  Carmen de Medina Suárez        

Del mismo modo, el Niño fue adjuntado a la talla actual, dado que ambas imágenes, la Bizantina y la Moderna, fueron destruidas durante la Guerra Civil, salvándose únicamente el Niño, el cual fue encontrado por un vecino de Monterrubio de la Serena cuando se bañaba en el río.
Puesto que Belalcázar se había quedado sin imagen de su patrona, se decidió hacer  una suscripción popular para hacer una nueva. Fue el mayordomo, D. Feliciano Delgado Gallego, el encargado de realizar la colecta y encargar la nueva talla al escultor D. Juan Martínez Cerrillo.
La imagen se encargó a finales de 1.939 y se terminó en abril de 1.940. Se trata de  una talla en madera de Flandes Curado y  costó 1.500 pesetas. Como iba a ser una imagen vestida, sólo tiene talladas  la cabeza, los brazos y los pies, siendo el resto una especie de tronco cilíndrico carente de estética.
Debido a que hasta abril de 1940 no estuvo terminada la nueva imagen, Dª. Dolores Rubio Solís, ofreció una talla que poseía para reemplazar a las desaparecidas, por lo que hubo un período de tiempo en que las dos imágenes estuvieron venerándose, como se desprende de la carta del Obispo de Córdoba y que se transcribe en el libro de D. Manuel.

El litigio se resolvió en favor de la imagen que se había pagado por suscripción popular, de modo que los belalcazareños pudieran  seguir  diciendo que la Virgen era de todos. Otras dos razones que se pueden deducir de la lectura del libro son: que la imagen de Dª. Dolores tenía el Niño adosado a su brazo por lo que era difícil de vestir y, la más importante, que la imagen actual tiene el Niño bizantino.
Dª Dolores guarda su imagen, una vez descartada, en su casa y, posteriormente, la dona a la Parroquia de Cristo Rey de Córdoba, donde es conocida como Nuestra Señora del Valle, siendo muy venerada.


El 19 de febrero del 2011, con el ánimo de comprobar si a esta imagen se le ha construido una capilla en un lugar privilegiado en dicha Parroquia - tal y como nos narra D. Manuel-, la visito junto a mi hija Ana María, comprobando que la imagen ya no se encuentra en la Parroquia.
El Párroco, D. José Ángel Moraño Gil natural de Hinojosa del Duque, nos comenta que conocía la historia de la Virgen y manifiesta que la imagen, que carece en la actualidad de peluca y pedestal, se encuentra actualmente en la Residencia de Ancianos de la Parroquia. Dicha residencia tiene el mismo nombre que la Virgen, Nuestra Señora del Valle.



D. José Ángel, que nos atiende con una amabilidad exquisita, nos invita a subir al campanario donde, en una habitación, está guardado el pedestal muy deteriorado.
Sugiriéndole  que, ya que no lo usan, las condiciones en que se encuentra y que tiene tallados los escudos de la Alcantarilla y de Belalcázar, lo donase para que la Hermandad de la Alcantarilla lo tuviese de recuerdo,  responde que no puede,  pero que ahora que sabe de dónde proviene, se compromete a restaurarlo.
Seguidamente nos acercamos a la residencia y preguntamos por la encargada de la misma, quien, también con mucha amabilidad, nos muestra la imagen.
Nuestra Señora del Valle, se encuentra en una hornacina  en el pasillo,  justo delante de la puerta de la capilla.
La encargada cuenta  que lleva unos 13 ó 14 años trabajando en la residencia y que cuando  llegó ya se encontraba allí. También es conocedora del origen de la imagen.
Al ser preguntada por el vestido blanco que vestía antes, manifiesta que debido al deterioro del mismo una feligresa le donó el que luce en la actualidad.
De regreso al pueblo y comentando con el párroco David lo referente al pedestal, éste pone todo su empeño en recuperarlo para la Hermandad, consiguiéndolo en pocas semanas.













CONTROVERSIA SOBRE LA POSESIÓN DE LA IMAGEN
Existió una controversia sobre las versiones de la “aparición” o “hallazgo” de la Virgen, la cual se recoge con detalle en el libro de D. Manuel,  del que se desprende que en un principio la Virgen fue mancomunada entre los pueblos de Hinojosa del Duque, Belalcázar y Monterrubio de la Serena.
Con el tiempo cada pueblo quería mantener  su hegemonía y contar, cuanto más mejor, con el patronazgo de la Santa Imagen.
Hubo pues, que recurrir a un pleito para ver cuál de las dos villas, Hinojosa del Duque o Belalcázar, se quedaba para siempre con el patronazgo.
El pleito entre el concejo de la villa de Belalcázar con el juez eclesiástico y el concejo de Hinojosa sobre el derecho de patrono y administrador de la ermita de Nº Srª de Gracia de la Alcantarilla se en encuentra en la Real Chancilleria de Granada.

SIGNATURA:
CAJA 916, pieza 001, fecha 1601.
Monterrubio de la Serena no tomó parte en el litigio, el cual duró catorce años, de 1.600 a 1.614.
El día 9 de Julio de 1.614 el Nuncio de Su Santidad dictó sentencia en favor de Belalcázar.  Por ello puede decirse que, desde ese año, Nuestra Señora de Gracia de la Alcantarilla es Patrona de Belalcázar en exclusividad.













JOYAS DE LA PATRONA

Como es de suponer, antes de la guerra civil, durante la segunda república, debió de ser la época de más esplendor en cuanto a la posesión de joyas de la  Hermandad de la Virgen de la Alcantarilla.
A la buena época económica de ese periodo habría que sumarle las joyas que ya poseía de épocas anteriores y sobre todo de antes de 1.614, cuando la imagen era mancomunada entre Hinojosa del Duque, Monterrubio y Belalcázar. En este periodo de tiempo cada pueblo debía de pujar para ver quien le daba un vestido, una corona o una joya mejor.
Pero durante la contienda civil, se perdieron todas, incluso las imágenes, por lo que las joyas que posee en la actualidad son, como es obvio, relativamente recientes, a excepción de un manto bordado en oro que  es anterior y que ha sido restaurado en dos ocasiones.
En esta entrada me voy a centrar en las cinco coronas de nuestra patrona, que he podido localizar.
De las cinco solo hay en la actualidad tres, pero por fotografías podemos  conocer otras dos más.

La más reciente es una corona plateada que  ha sido adquirida por el actual mayordomo D. Francisco Blanco Serena, en la exposición  de Muestra Nacional de Arte Cofrades “MUNARCO” en el año 2.005.




 POTENCIAS
  POTENCIAS
 POTENCIAS

La siguiente en antigüedad es la corona dorada que se adquirió en el año 1989 por el mayordomo D. José Medina Pulido a un orfebre de Córdoba..





Y por último otra corona plateada, que se encuentra un poco deteriorada y que según nos comenta el mayordomo la van a enviar a restaurar.
Preguntando al mayordomo mas antiguo que hay en la actualidad D. Luis Gonzalez Velez nos manifiesta que esta corona es la que se le recuerda de siempre  y no se sabe de que año es, pero que es posterior a la guerra civil, ya que como hemos expuesto en la guerra se perdieron todas. Posiblemente sea la que le compraron cuando hicieron la imagen actual.





Pero por las fotografías, sabemos que tuvo cuanto menos, otras dos coronas, ya desaparecidas, a saber:
La primera la encontramos en la fotografía facilitada por Dª Camen de Medina Suárez y que como se puede apreciar por su robustez parece de plata o plateada. Si nos fijamos en las Potencias del niño (1) podemos comprobar que tampoco son ninguna de las actuales.




La segunda la podemos ver en la fotografía facilitada por Dª Manuela Triviño Moreno y que por la finura y el calado que se le puede adivinar me parece que puede ser de oro o dorada. De la misma forma que la anterior las Potencias del niño son completamente diferentes a todas.




Por todo lo expuesto y teniendo en cuenta los testimonios de las propietarias de las fotografías que afirman que son de antes de la guerra civil. Podemos decir, sin que sea una idea descabellada que, posiblemente, estas dos imágenes sean anteriores a la guerra y desaparecieran en la misma junto con sus coronas.
En mi opinión, la primera corona pertenecía a la imagen que se llamó LA MODERNA y de la cual hay publicada una fotografía, vestida de Pastora , más arriba y en el libro de D. Manuel Rubio Capilla.
En esta foto luce el manto y la corona de reina,  siendo las potencias del niño iguales o muy parecidas en ambas imágenes.
La segunda corona pertenecería a la imagen BIZANTINA también vestida de reina.
En las dos se puede adivinar la riqueza de la virgen en aquellos años.

(1) LAS POTENCIAS son cada uno de los grupos de rayos de luz que se ponen en la cabeza de las imágenes del Redentor, agrupados en número de tres. Son símbolo de divinidad y  son tres porque reflejan las tres facultades del alma.

BELLOTAS DE LA VIRGEN




LIBRO DE COFRADES DE 1651 DEL ARCHIVO MUNICIPAL

LIBRO DE POSESIONES DE LA COFRADÍA AÑO 1753








Mas información en


                                                 http://hdadalcantarillabelalcazar.blogspot.com.es/